OJALÁ NO LEAS ESTO NUNCA Y OJALÁ LO LEAS PRONTO... Te participo mi pecho devorado por un dolor carnívoro, y te ofrezco la herida abierta porque es tuya.. Me has destapado todos los miedos y me has dejado sola, perdida en la densidad aceitosa de este desencanto. Apestan los recuerdos hermosos y las promesas...y toda esa mierda sagrada con que sembraste el vacío.. Me siento esquilmada, criatura. ...Delirada, cruda y rota. Pervertidos todos mis puntos cardinales, camino a tientas sobre las putas mentiras y el sonrojo... y me revuelvo y aúllo como una bestia descostillada, queriéndote por decreto... porque el amor no se arranca del centro como una víscera... Y porque no tengo cojones para desertar de mis batallas por sucias que sean. Qué cretina la dulzura de los niños vulnerables... Qué engañosa la parábola del lobo!.. Cuánta belleza y cuánto desamparo... Qué ingratitud desorbitada, cuánto pecado... qué poca puta misericordia, martirio.... Qué infumable esta espera de nadie... que absurda esta pena y qué fécunda... A esta hora de ayer ya te habré perdonado una y mil veces. porque soy leal hasta la nausea y me cierro la boca a bocados antes de acusarte de dolor ....pero te acuso aquí, ahora y en silencio de haber destruido tu idea...de haberme sacrificado sin aplomo ni vergüenza pervirtiendo la palabra, el hecho y la memoria.... Corrompiendo el orden justo y la belleza legendaria de aquella amistad espléndida. Aquella certeza engendrada en el corazón de la razón...aquella hazaña. Hasta hoy y siempre arrastro el desconcierto por no haberme defendido....ni tú ni yo.... Pero urge la vida y yo la acepto. y acato como puedo la rutina de los días.... Vivo y muero sin descanso con el ciclo exacerbado de las noches y sus lunas... y treparía hasta tus ojos para escupirte toda la sal de este dolor si no fuera porque dañarte es pecado mortal.