GLORIA es que me pierdas el respeto de la única manera en que te dejo…

y rezar bajito suciedades que te pongan de rodillas.

Gloria es pecar como perros, sin culpa ni memoria..

y desquitarse, y bramar como gamos alzados desde esta colina de carne desde la que veo el mundo.

No registro mansedumbre q no sea acatar lo que el deseo me

dicta.

AMÉN a lo que pidas por esa boca dulce y puerca que me saca de la línea.

AMÉN a las puñaladas limpias que enjuago y celebro como verbena de pueblo...con bengalas y estribillos indecentes que no me caben en la puta boca.

Te miro mirarme como si yo fuera un paisaje…

y siento por dentro estupor de acantilado, temblor de tierra, calor de roca...

y me dan ganas de coserte la boca a mordiscos y atragantarte con todo este torrente sin cauce que solo doman tus ojos.

Y pondría velitas y flores y perejiles e inciensos a los pies de la única divinidad que reconozco: ese bicho orgulloso que alimenta las entrañas del animal sinvergüenza que soy...

Ese altar, ese totem, ese cetro, esa alimaña sagrada y hermosa que late y que me llena la cabeza de postales de tierra... de litorales y golosinas, de hierba y arena y arrabales de colores y luces de feria y realidad de la buena.

GLORIA es que despiertes todas mis ÁFRICAS, el levante, el instinto de sembrar, el afán de guerra, a la bestia que soy, turbia y noble como la entraña de cualquier semilla.

La LIBERTAD es asumir el riesgo, no blindarse, bailar con la muerte

con la insolencia con que se acepta la vida.

La libertad es follar y no rendirse nunca.