GENTE QUE NO APRENDE DEL PAISAJE

Me asusto de la gente que no aprende del paisaje y la experiencia, de los distraídos que luchan a pecho descubierto contra alguien que a todas luces ya no presenta batalla.  Me desvela de madrugada un sentimiento que hace eco en mi estómago vacío. Desconfío de los que gastan suela sin dar un solo paso, de los que mastican palabras como si fuera chicle, dejando girar las letras ensalivadas en su boca sin tragárselas nunca...sin saber a qué saben.. Pierdo el hilo de los juegos que desprecian la sintaxis del corazón, de los discursos rebañados a los libros que ni siquiera entendieron, abaratando palabras sublimes que solo los ojos saben pronunciar sin erratas.  La inteligencia es un destello inimitable que no se asoma jamás a las púpilas del que pretende. No se puede fingir. Avanzo sonámbula sobre un rastro otoñal de hojas secas.. desamo y desando cada estúpida fotografía hasta volver a la génesis. Amanece en mi pecho. Amanece tras la persiana. Te amo y te olvido. Bailamos..?